Representantes de distintas entidades de taxistas y remiseros se reunieron con el jefe de la Policía Departamental, José Segovia, para trasmitir su preocupación por los últimos hechos de violencia e inseguridad que sufrieron trabajadores del sector.

“Los dirigentes hicieron hincapié en el relajamiento que ven en parte de los efectivos policiales cuando hacen operativos de control de taxis y remises”, expresó Raúl Vicente de Servitaxi. Y explicó: “Por ejemplo, cuando piden los datos personales al chofer y a los pasajeros y no hacen bajar a los pasajeros, fundamentalmente en la periferia, para controlar que no tengan armas o elementos contundentes para amenazar al chofer ”.

También trasmitieron al jefe policial que observan una “falta de compromiso de parte del personal para hacer interceptaciones sorpresivas en taxis o remises ocupados”. “Estos tipos de operativos, que siempre fueron solicitados, sirvieron como prevención a un posible delito”, destacó.

Otro de los pedidos fue la necesidad de “fortalecer la presencia de policías en los barrios, para evitar que asalten a los choferes mientras esperan o a los pasajeros cuando se bajan del taxi, remis o colectivo”.

Vicente destacó la predisposición de Segovia. “Los representantes de entidades de taxistas y remiseros agradecieron la capacidad de diálogo, que los escuchara, aunque gran parte fueran críticas al accionar policial”, señaló.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate