Fernando Telechea es un privilegiado. Sus goles quedarán en la historia del fútbol de Mar del Plata. Pieza clave en el ascenso de Alvaradoal Argentino A en 2008, el balcarceño resultó diez años después el máximo artillero en el regreso de Aldosivi a Primera División. No es casualidad que se haya ganado el corazón de los hinchas de ambos clubes: además de su invalorable virtud goleadora, siempre se entrega por la causa. A tal punto, que jugó con los meniscos rotos en el último tramo del torneo que acaba de ganar con el “Tiburón”.

La apuesta le salió redonda al “9”. Su llegada a Aldosivi resultó la bomba del mercado de pases en 2017. Identificado con Alvarado, dejó Patronato y decidió volver a Mar del Plata por una situación familiar. Nadie imaginó que recalaría en el Puerto. En la primera noche en el Minella, enterró el pasado: marcó los tres goles del 3-0 a Nueva Chicago y se metió a la gente en el bolsillo.

Telechea metió 13 goles en los primeros 11 partidos, Mientras no estuvo lesionado, hizo goles siempre. En muchos partidos de la temporada, su poder de fuego disimuló la falta de funcionamiento colectivo de Aldosivi. Y pese a que se lesionó los meniscos en marzo, decidió no operarse y seguir en cancha. Su sola presencia genera alarma en los rivales y esperanza en los suyos.

Fue tan poderoso el aporte de Telechea que, pese a dar la ventaja de jugar lesionado en buena parte del certamen, nadie pudo alcanzarlo en la tabla de goleadores. El almanaque marca que tiene 36 años. La historia dirá que está en el grupo selecto de jugadores que ascendieron con Alvarado y con Aldosivi. El privilegiado, a fin de cuentas, es el fútbol de Mar del Plata.

Comentá y expresate