La madre de Lucía Bernaola, Verónica Borelli, denunció ante la Justicia que Federico Sasso, imputado y detenido por la muerte de su hija, salió de la comisaría de Balcarce en la que se encuentra alojado desde junio de este año en diversas oportunidades.

"Tenemos pruebas de que Sasso sale de la comisaría", dijo la mujer al ser entrevistada por Telediario, el noticiero de Canal Diez. Además, exhibió la denuncia que junto a su abogado, Maximiliano Orsini, hizo en las últimas horas.

En ella, da cuenta de que existen personas que han visto a Sasso abandonar la dependencia policial en Balcarce "generalmente los viernes y los sábados entre las 6 de la tarde y las 3 de la mañana" para ir, por ejemplo, "a comprar zapatillas y una cocina eléctrica". Ahora, se iniciará una causa penal para determinar si la acusación es probada.

Borelli dijo que fue ella quien se encargó de investigar la situación y señaló que se trata de un hecho "muy grave". Además, mencionó que le contó sobre esto a la gobernadora María Eugenia Vidal hace dos meses, pero ella no le dio demasiada importancia a la denuncia.

La denuncia se produjo a pocas semanas de que se conociera que Sasso accedería al beneficio del arresto domiciliario, a la espera del juicio oral por el hecho ocurrido en la zona de Varese.

Lucía Bernaola murió tras ser atropellada por Sasso, que conducía ebrio y alta velocidad, cuando caminaba con sus amigos por la costa en la madrugada del domingo 4 de junio pasado. Tenía 14 años.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate