Tomás Axel Sosa tiene apenas 19 años, pero un prontuario pesado. Estaba prófugo por el crimen de Mariano Alejandro León (21), ocurrido durante un asalto en 2014, hecho por el cual había sido atrapado, con 15 años, pero a los pocos días se escapó de un instituto de menores y por eso también era buscado.

Fiambrear.jpg

Ahora cayó por el intento de copamiento a la comisaría 1° de La Matanza, en pleno centro de San Justo, cometido el lunes 30 de abril para rescatar al preso Leandro Aranda (22).

En los audios de WhatsApp que les envió a otros integrantes de la banda les dice que tomó un desinflamatorio para su mano lastimada "y estar cheto". Luego advierte que está dispuesto a todo: "Tengo ganas de fiambrear(NdR: matar) hoy".

Embed

"Tomy" Sosa fue apresado por la Policía bonaerense cuando circulaba en un auto sobre avenida Crovara, a 50 metros de La General Paz, en La Tablada. Creen que es uno de los que ingresó a la seccional.

El lunes había sido detenido otro joven, también con el mismo apodo. Su nombre es Tomás Villamil (27) y lo atraparon cuando dormía con gente en situación de calle debajo de la autopista Perito Moreno, en Parque Avellaneda. Había llegado allí el sábado y les pidió un lugar a los indigentes.

Hasta el momento, en esa causa hubo nueve personas arrestadas, aunque dos de ellas recuperaron la libertad. Uno de ellos intentó huir en un auto con pedido de secuestro durante uno de los allanamientos, pero no estaba vinculado con el tiroteo en la comisaría. El restante es Noé Nicolás Castillo (29).

Otros miembros de la banda que permanecen detenidos son Zahira Ludmila Bustamante (19, novia de Aranda), Bruno Marullo Postigo Marullo (19), Daniel Rodríguez y Gonzalo Fabián D’Angelo (22).

También, la abogada de Aranda, Leticia Analía Tortosa (37), quien fue apresada el viernes pasado en el barrio porteño de Mataderos ya que habría ingresado un celular en sus partes íntimas para facilitárselo a Aranda en el calabozo de la seccional de la calle Villegas, desde donde el detenido pergeñó su fallida fuga.

Además, tras el hecho, y de acuerdo a los audios, Sosa le dijo a Bustamante que iba a tirar "el celular y el chip y que se iban a comunicar a través del Messenger" del Facebook, por lo que le anticipó que le iba a mandar una captura de su "nuevo nombre”.

"Tenía un perfil falso en la redes, pero gracias a un arduo trabajo se lo logró individualizar", dijo uno de los investigadores.

En el ataque a la comisaría resultó gravemente herida la sargento Rocío Villarreal (25), quien recibió dos disparos. Una de las balas le destruyó una vértebra dorsal y le afectó la médula, por lo que corre el riesgo de no volver a caminar.

Ahora sólo resta capturar a un prófugo: Sebastián "Sebas" Rodríguez (39), quien estuvo preso hasta febrero de 2016 en la cárcel de Ezeiza y es hermano del ya detenido “Dani” (recuperó su libertad en agosto de ese mismo penal).

Comentá y expresate