Un excompañero de Emiliano Sala, el jugador argentino que no llegó a destino tras partir en un vuelo pridado desde Nantes hacia Cardiff, reveló que el futbolista le mandó un mensaje a un amigo en pleno vuelo en el que aseguró que tenía miedo.

El uruguayo Diego Rolan, excompañero de Sala en el Bordeaux, dialogó con el programa Las Voces del Fútbol de Radio 1010 AM (Uruguay) y reveló: "Emiliano le mandó un mensaje a un amigo desde el vuelo y le dijo que tenía miedo, que si no lo encontraban ya sabían qué había pasado".

Este dato aportado por el delantero sudamericano va en tono con lo dicho por Nicolas Pallois, jugador del Nantes que acompañó al argentino hasta el aeropuerto. Según contó al sitio francés 20 Minutos, Sala estaba preocupado por el vuelo, ya que había vuelto desde Cardiff en ese mismo avión y el viaje "había sido agitado".

La avioneta ligera monomotor (Piper PA-46 Malibu) perdió contacto sobre unas islas del Canal de la Mancha, ubicadas al oeste de las costas de Normandía, el último diálogo registrado con la torre de control de la Isla de Guernsey lo realizó a 2.300 pies de altura.

La aeronave privada levantó vuelo el lunes a las 19:15 desde el aeropuerto Nantes Atlantique de Francia con destino a la ciudad de Cardiff. En el listado de los pasajeros del Piper PA-46 Malibu monomotor figuraba el nombre del goleador Emiliano Sala, pero poco más se sabe sobre el resto de los participantes del vuelo.

El vuelo se dirigía a la capital de Gales, pero a una hora de haber iniciado su trayecto se comunicó con la torre de control de la Isla de Guernsey por última vez antes de desaparecer en los radares cerca del faro de Casquets. Pidió permiso para aterrizar de emergencia cuando estaba ubicado a 2.300 pies, pero luego no emitió más mensajes.

La Policía de Guernsey rastrilló más de 1.155 millas cuadradas y localizó "varios objetos flotantes en el agua", aunque no pudo precisar si son restos de la aeronave.

Comentá y expresate