Todo comenzó en una fiesta, donde jóvenes disfrutaban de bebidas y baile. Se conocían entre sí y, según comentaron los protagonistas, también aparecieron algunas caras nuevas a partir de contactos de algunos de los invitados.

El desarrollo parecía normal, entre música y tragos, hasta que llegó un momento de tensión entre el grupo, primero con insultos y luego con algunos empujones. La riña se agravó y comenzaron los empujones, golpes y por último con balazos que costaron la joven a una menor de 17 años.

La adolescente sufrió heridas gravísimas, tanto que los médicos que la asistieron no lograron salvarle la vida. La llevaron hasta el centro sanitario más cercano, pero ya casi sin pulso. No hubo margen para reanimar.

El asesinato se dio en medio de esta fiesta en el distrito de Mariano Acosta, en el Gran Buenos Aires, donde varios jóvenes fueron testigos de esta trágica situación.

La víctima fue identificada como Karina Del Valle. La llevaron todavía con vida hasta la Unidad Sanitaria N°38, del partido de Morón. Tenía heridas de bala con lesiones en órganos vitales.

Por el momento quedaron demorados tres jóvenes sospechados de tener vinculación con el homicidio o, al menos, el inicio de esta riña que tuvo un desenlace sangriento. Se les iba a tomar declaración, mientras peritos trabajaban en busca de evidencia para tratar de determinar cómo ocurrió el crimen.

Comentá y expresate