Mientras las calles de Caracas viven una jornada de protestas opositoras, el líder de la Asamblea Nacional (Parlamento), Juan Guaidó, se autoproclamó este miércoles presidente de Venezuela. Casi de inmediato, el estadounidense, Donald Trump, lo reconoció como mandatario legítimo.

"Hoy, 23 de enero de 2019, en mi condición de presidente de la Asamblea Nacional, invocando los artículos 233 de la Constitución, ante Dios todo poderoso, juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela", aseguró Guaidó al encabezar un acto en Caracas.

Guaidó dio un discurso de casi 15 minutos y fue presentado como "único líder venezolano reconocido en el mundo entero", pese a que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela desconoció recientemente la legitimidad de ese órgano que tiene mayoría opositora.

El jefe del Parlamento, líder del partido opositor Voluntad Popular -que cofundó junto a Leopoldo López, en prisión domiciliaria por su participación en las protestas de 2017- afirmó que se declaró presidente para lograr el "cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres".

"No vamos a permitir que se desinfle este gran movimiento de esperanza y fuerza nacional", agregó el dirigente, de 35 años.

Enseguida, Washington reconoció el mandato de Guaidó. "El presidente Donald Trump ha reconocido oficialmente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela", anunció la Casa Blanca en su cuenta oficial de Twitter.

Poco antes, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela había ordenado a la Fiscalía investigar penalmente a los integrantes del Parlamento,de mayoría opositora, al acusarlo de usurpar las funciones del presidente Maduro, anunció la corte.

"Se exhorta al Ministerio Público, ante la objetiva materialización de conductas constitutivas de tipos delictivos (...), para que de manera inmediata proceda a determinar las responsabilidades a que hubiera lugar de los integrantes de la Asamblea Nacional", señaló el TSJ en una declaración leída ante la prensa.

Paralelamente, centenares de miles marchaban por las calles del país sudamericano mientras gritaban consignas contra el Estado, con banderas nacionales y al grito de: "¡La patria no se vende!"

Las movilizaciones iniciaron desde diferentes puntos de Caracas en un intento de la oposición por demostrar que recuperó su fuerza en las calles y que logró reagruparse para enfrentar al gobierno de Nicolás Maduro en el inicio de su segundo sexenio. A su vez el presidente, agobiado por crecientes presiones internacionales, también llamó a movilizaciones similares en una nueva medición de fuerzas con sus contrincantes.

Fuente: agencias.

Comentá y expresate