Este miércoles el sureste de Afganistán sufrió un terremoto de 6,1 grados en la escala de Richter. El movimiento sísmico provocó la muerte de al menos 1.000 personas y dejó otros 1.500 heridos, según la agencia de noticias estatal. Las autoridades del país señalaron que hay muchas posibilidades de que el número de fallecidos se incremente en las próximas horas.

Las provincias afectadas fueron Paktika y Khost, cerca de la frontera con Pakistán. Se trata del sismo que más muertes ha provocado en dos décadas.

Se estima que los trabajos de búsqueda y rescate serán dificultosos y habrá complicaciones con los equipos, ya que muchas agencias de ayuda internacional dejaron el país luego de que los talibanes tomaran el poder tras 20 años.

El epicentro fue en Paktika, según informó el Departamento Meteorológico de Pakistán. Además, el Servicio Geológico de Estados Unidos advirtió que la profundidad es tan solo de 10 kilómetros, lo que podría aumentar el daño.

La Agencia Sismológica Europea dijo que unas 119 millones de personas sintieron el movimiento en más de 500 kilómetros de Afganistán, Pakistán e India.

"Las personas necesitan apoyo financiero y de atención médica urgente", publicó un periodista afgano en su cuenta de Twitter, donde compartió imágenes después del desastre natural.

https://twitter.com/Haqmal/status/1539558647801339904

En la región de Paktika se encuentran muchas viviendas precarias y edificios con construcciones erráticas. Se trata de una zona en la que abundan los deslizamientos de tierra y los terremotos devastadores.

El primer ministro afgano, Mohammad Hassan Akhund, convocó en Kabul a una reunión de emergencia para coordinar las tareas de rescate en las zonas afectadas. La "respuesta está en camino", escribió en Twitter el representante adjunto de la Secretaría de la ONU para Afganistán, Ramiz Alakbarov.

Shahbaz Sharif, el primer ministro de Pakistán, dijo que su país proporcionará ayuda al pueblo afgano y ofreció sus condolencias.

image.png
Terremoto en Afganistán deja al menos 1.000 muertos.

Terremoto en Afganistán deja al menos 1.000 muertos.

Tareas de rescate y ayuda internacional

Los talibanes, a cargo de Afganistán, ya cuentan con recursos limitados y complicaciones para responder a las necesidades básicas del país.

Luego del terremoto, Anas Haqqani, líder talibán, publicó en su cuenta de Twitter que "el Gobierno está trabajando dentro de sus posibilidades". "Esperamos que la comunidad internacional y las agencias de socorro también ayuden a nuestra gente en esta situación desesperada", agregó solicitando colaboración en las tareas de rescate.

El máximo jefe del Talibán, el mulá Hibatullah Akhundzada, también pidió a la ·"comunidad internacional y a las organizaciones humanitarias para que ayuden a las familias de las víctimas en este gran desastre y brinden la mayor asistencia posible".

También instó "al Ministerio de Gestión de Desastres, los funcionarios pertinentes, gobernadores provinciales y el pueblo afgano a utilizar todos sus recursos para llegar a las familias de las víctimas, sacar a los muertos, y llevar heridos al hospital”.

La Cruz Roja Internacional y la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), anunciaron el envío inmediato de asistencia a las zonas afectadas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate