Hace ya un tiempo se sabía que en el Bailando 2019 se iban a sumar nuevos participantes. Lo que no se sabía es que la producción tomaría una drástica decisión, determinante para una de las parejas.

El comienzo de la emisión del lunes de ShowMatch, noche de duelo y eliminación en la salsa de a tres, Marcelo Tinelli se tomó los primeros minutos para hablar de los cambios. Según explicó, ninguna pareja abandonará el certamen en este ritmo: las dos que vayan "al teléfono" seguirán en el certamen.

Según publicó Infobae, esto se debe a que en el ritmo siguiente, la cumbia, se incorporarán diez nuevas parejas. A las dos que vayan "al teléfono" se le sumarán las dos que quedaron "en el teléfono" al ritmo de la salsa de a tres. De esta manera, cuatro parejas se someterán al voto del público y, ahí sí, una de ellas quedará eliminada.

"Las dos parejas que teóricamente tengan que ir al teléfono no van a quedar eliminadas en este ritmo, sino que pasan al teléfono del otro ritmo, que es la cumbia. Estas dos parejas no van a bailar la cumbia. Se incorporan las nuevas parejas y en total van a ir cuatro al próximo teléfono", fue la explicación de Tinelli, mientras Fede Hoppe asentía a su lado.

Pero eso no fue todo. El conductor anunció que Hernán Piquín y Macarena Rinaldi, al estar ausentes en el piso, pasan directo al voto telefónico. Fede Hoppe, novio de la bailarina, explicó la situación: "Hernán avisó con tiempo que él tenía que viajar una semana por cuestiones personales a España. Y a Macarena, como no iba a poder ensayar acá le dijo: '¿Para qué te vas a quedar acá en Buenos Aires si no vas a poder hacer nada?' La invitó para que viaje allá".

Pero Tinelli no anduvo con vueltas: "Es el compromiso que les pedimos siempre a todos los participantes, y lo tienen que asumir también Hernán y Macarena. Entiendo la buena voluntad de Hernán, que había dicho que tenía un viaje, y la buena voluntad de ir a ensayar a España, pero lamentablemente es la primera pareja que ya está en el teléfono del próximo ritmo. Si no el compromiso que les pedimos a los participantes no es justo". A esta pareja luego se sumó la de Charlotte Caniggia y Agustín Reyero, que no fue salvada por el jurado después de bailar en el duelo.

Lourdes Sánchez, que también se encontraba en el piso, manifestó su disconformidad respecto a la decisión: "La producción tiene la culpa. Calculo que Piquín pidió permiso y la producción se lo cedió". A lo que Hoppe, fiel a su estilo, sin intenciones de entrar en polémicas, respondió: "Es la opinión de ella, me parece muy bien lo que dice".

Comentá y expresate