"Lo fui a visitar al hospital y lo vi muy bien y lúcido. Está con suero para calmar los nervios. A la tarde le dan el alta y vuelve a su casa", señaló Rosalía en diálogo con Ahora, el noticiero de Canal Diez.

El hecho ocurrió este miércoles a la madrugada en un edificio de Castelli ente Santa Fe y Corrientes, a metros del hospital Materno Infantil y la comisaría Segunda, cuando comenzaron a escucharse fuertes explosiones y estruendos.

"Cuando llegué al departamento, tenía la llave en la puerta y no me quería abrir. Estaba desquiciado. Tiró muchas bombas porque falleció su esposa y está cansado de vivir", contó Rosalía, la mujer que se ocupa de cuidar al militar.

Anoche, ella fue a la comisaría Segunda y denunció que el hombre se había atrincherado en la vivienda y que tenía varias cajas de pirotecnia.

La Policía arribó enseguida al edificio y el militar les arrojó un mortero a los efectivos. Tras ocho horas de tensión, efectivos de Fuerzas Operativas Especiales irrumpieron en el departamento y redujeron al hombre, identificado como Néstor Peluso.

El militar fue trasladado al área de psiquiatría del HIGA para su evaluación. "Siempre fue un hombre bueno compañero conmigo y en el barrio están contentos que yo esté con él", sostuvo Rosalía.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate