La autopsia practicada al cuerpo de Mariano Urtiaga, quien falleció este martes por la madrugada tras atacar a tiros el boliche Luna y luego chocar contra un auto estacionado en Juan B. Justo e Independencia, determinó que la víctima murió por un disparo de arma de fuego que ingresó por atrás de la oreja.

A las pocas horas, se entregó el hijo del dueño del boliche, quien se presentó en la comisaría Segunda junto a una apoderada. Luego, su padre entregó un arma Glock 9 milímetros.

De acuerdo a lo revelado por la autopsia, el disparo tiene orificio de entrada pero no de salida. Y, si bien resta esperar la pericia balística, los investigadores encontraron restos de una munición calibre 9 milímetros.

Mientras tanto, este martes a las 16, el hijo del dueño del dueño del boliche se presentó en la comisaría Segunda con una apoderada y confesó el hecho.De inmediato, la fiscalía de turno dispuso la aprehensión del hombre, de 38 años. El fiscal Juan Pablo Lódola le tomará declaración este miércoles al mediodía.

Asimismo, los investigadores esperan las imágenes de las distintas cámaras de seguridad cercanas al boliche, ubicado en Independencia al 4400, para tener mayores certezas del caso.

Comentá y expresate