A un poco más de un mes de esta medida se realizaron 2074 testeos de alcoholemia donde los casos positivos detectados por personal de la Subsecretaría de Transporte y Tránsito fueron 57. Los operativos integrales de Control fueron realizados por los inspectores de las tres bases de Tránsito, en distintos horarios, en toda la ciudad y a todo tipo de vehículos.

infografia alcoholemia tolerancia cero.jpg

Los números de casos positivos

Se registraron 12 casos de conductores que circulaban con entre 0,50 a 1,00 de miligramos de alcohol en sangre.

Unas 13 personas testeadas tenían entre 1,01 a 1,50 miligramos de alcohol en sangre. Respecto a valores más grandes,5 conductores dieron entre 1,51 miligramos y 2 .Solo dos conductores superaron los 2,00 de miligramos en alcohol en sangre.

La franja que va de los 35 a los 49 años, con 66 casos positivos punitivos, fue la que más alcohol consumió a la hora de manejar.

En este período no hubo casos positivos de conductores profesionales. Tanto los conductores de remises, taxis, autos rurales, escolares o micros, respetaron la "Tolerancia Cero" que para ellos rige hace varios años.

En cuanto a los motociclistas, se registraron 25 casos punitivos.

Antes de “Tolerancia cero”

Durante todo el 2018 se realizaron 15.409 testeos de alcoholemia, de los cuales 1594 arrojaron un resultado positivo, no punitivo, por entonces, de entre 0,00 g/l y 0,50 g/l en sangre: 690 fueron los casos que superaron el límite permitido hasta la implementación de la "Tolerancia Cero", con el respectivo secuestro de licencia y unidad.

En tanto, desde la asunción del intendente Arroyo, según lo informado por el Área Administrativa de la Dirección General de Tránsito, fueron 88.255 las pruebas realizadas por el Personal de Tránsito, con 11.824 casos positivos y 4152 situaciones positivas punitivas.

Dentro de los casos punitivos, hay 106 situaciones que corresponden a conductores que se negaron a realizar el testeo y cuyos vehículos fueron secuestrados por "presunción de alcoholemia". Por falta de documentación, en 2018 se secuestraron 3933 unidades, lo que sumado a los dos años anteriores de gestión sumó un total de 15.841 vehículos que terminaron en las distintas playas de secuestros de las que dispone la comuna.

Cuando se implementó el decreto, Arroyo manifestó que “la decisión corresponde a la preocupación que nos genera la gran cantidad de accidentes de tránsito que hay en la ciudad, los cuales en su mayoría son a causa del alcohol. No quiero más muertos. Debemos entender que el alcohol al volante mata”.

Y agregó: “Estamos trabajando desde un inicio muy fuerte al respecto. Con una fuerte presencia en las calles, con el sistema de foto multas y tele multas, programas de seguridad vial como el ‘conductor designado’, pero lo que debemos generar como sociedad principalmente es una fuerte concientización al respecto”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate