Los vecinos que sufrieron en primera persona el incendio de la distribuidora Torres y Liva dicen que aún así siguen sin tener una respuesta por parte de las autoridades. "Quieren que esto se derrumbe y nuestras vidas todavía están ahí", sostienen.

Los damnificados se juntaron en la esquina de 20 de septiembre y Rivadavia para manifestarse y pedir que no tiren abajo lo que queda de la construcción. "Esta semana nos iban a avisar para sacar las cosas pero desde el municipio no tenemos respuestas", se quejan.

vecinos torres y liva 4.jpg

"Los empresarios tenían la clausura y trabajaban igual", denuncian. Ademas, cargaron contra la Justicia: "No nos dan ningún informe y acusan a un perejil", en relación al único imputado que hay por el caso.

"Estamos solos", repiten. Y también arremeten contra el Gobierno provincial: "Gobernación no tiene designado los funcionarios para que vengan a trabajar en este tipo de casos, pero Kicillof viene a pasear a la costa".

"Hay mucha gente que no se ocupa de lo que debería hacer. Es una falta de respeto", dice una mujer que vivió 40 años sobre uno de los departamentos que sufrió pérdida total.

vecinos torres y liva 2.jpg

El reclamo de los vecinos se da luego de que esta semana la Municipalidad confirmara que destinará más de 11 millones de pesos para demoler Torres y Liva.

El secretario de Obras, Jorge González, adelantó que la demolición estará a cargo del Grupo Mitre, una empresa radicada en Capital Federal. En total, la comuna aportará $11.600.000 para los trabajos de demolición.

Las obras no tienen fecha de comienzo, pero desde el municipio estiman que en una semana podrían empezar a trabajar en la manzana afectada, en la zona de Rivadavia entre 20 de Septiembre y 14 de Julio

Antes de que la empresa comience a trabajar, intentarán sacar las pocas pertenencias que les quedan a los vecinos que vivían sobre la distribuidora.

Una vez que se realicen los trabajos, desde el municipio intentarán recuperar el dinero con el aporte de la empresa Torres y Liva o su aseguradora.

El 15 de diciembre un devastador incendio se desencadenó en el depósito de la distribuidora Torres y Liva y arrasó con los edificios linderos. El incendio destruyó la sede de la firma y se propagó en edificios adyacentes, con lo que afectó a 74 viviendas y obligó a que casi 150 vecinos fueran evacuados. Por el hecho hay un un hombre detenido.

Comentá y expresate