Los trabajadores de El Rápido del Sud denunciaron “presiones” por parte de la UTA para continuar con el paro, que en principio continuará hasta el próximo lunes, cuando los empleados se reúnan con el gremio.

La medida de fuerza comenzó este viernes por la tarde, luego del atraso por parte de la empresa, que adeudaba el sueldo de noviembre. El último micro salió el viernes a las 15,30. Luego, los empleados cortaron el servicio hacia Miramar, Otamendi y toda la costa atlántica.

La medida involucra a 140 trabajadores y afecta a miles de usuarios, que se quedaron sin el servicio de transporte durante el fin de semana.

A continuación, el comunicado de los trabajadores:

comunicado.jpg

Comentá y expresate