Los trabajadores de la Confitería Boston expresaron su situación en la Banca 25 durante la sesión del Concejo Deliberante y el próximo lunes 16 a las 13 tendrán una audiencia con el intendente Carlos Arroyo en su despacho, según confirmó el concejal Guillermo Arroyo.

La encargada de tomar la palabra en nombre de todos los trabajadores fue Alejandra, una de las caras más visibles de la lucha, con sus 20 años de trabajo en la firma. “Nosotros queremos nuestra fuente de trabajo. Llevamos tres meses sin cobrar y en algunos casos aducen que somos despedidos con causa, y a los que son sin causa les darían media indemnización”, indicó respecto a los 60 telegramas de despido recibidos.

“Durante 58 años no tuvimos ningún problema. Desde que se vendió y la compraron Juan Manuel Lotero, Pablo Lotero y el famoso austríaco, nos dejaron de pagar obras sociales, aportes, no cobramos nunca un sueldo completo. No somos ocupas como dice en mi telegrama. Queremos que vuelva a abrirse Boston, necesitamos el apoyo de todos ustedes y una audiencia con el intendente, quien en su momento se reunió con ellos. Quizás fue engañado como nosotros”, agregó, al tiempo que advirtió: “No vamos a dejar los negocios, porque son nuestra fuente de trabajo".

La mujer señaló que durante la audiencia del jueves se informó que la firma decretó "concurso de acreedores". "Estamos unidos más que nunca. No vamos a permitir que tres personas que vinieron dejen a 60 sin trabajo y estropeen Mar del Plata. Los negocios están en condiciones, no fueron estropeados. Si mañana quieren abrir estamos en condiciones y todos dispuestos a trabajar. Queremos que el intendente nos apoye como lo hizo con ellos cuando vinieron. Queremos las fuentes de trabajo, Boston es Mar del Plata, no al cierre de la Boston”, remarcó.

La abogada Selena Marinelli contó el derrotero legal que llevan los gremios y los trabajadores con los empresarios, las audiencias a las que no asistieron y los diferentes manejos a los que fueron expuestos los empleados.

En tanto, la concejal Mercedes Morro tomó la palabra y agradeció la solidaridad de los concejales que se acercaron a la Boston, como Marina Santoro, Mario Rodríguez y Daniel Rodríguez.

“Llegar a esta instancia es triste y desesperante. Tanto de Uhtgra como de Pasteleros acompañamos en todo lo que se pudo, pero no les hemos podido devolver la dignidad de sus puestos de trabajo aún, esa es la lucha que tenemos. Queremos que la Boston esté abierta. Pedimos a todos los concejales que acompañen a todos los trabajadores y a otros gremios que también están pidiendo por sueldos justos y fuentes de trabajo. Estamos ante un gobierno que sólo mira la parte empresaria. Los trabajadores no existen, los jubilados no existen, la seguridad de los chicos tampoco. Es indignante lo que se está viviendo”, expresó la edil del Frente Renovador.

Comentá y expresate