Trabajadores de la Salud se manifestaron frente al municipio, aseguran que 160 pacientes del programa “Incluir salud” se quedaron sin medicamentos y que el recorte afecta a instituciones, profesionales y transportistas.

Ante el incumplimiento desde hace más de seis meses de los pagos por las prestaciones de Incluir Salud, los trabajadores de la salud (tanto personal en relación de dependencia como profesionales independientes) nos vemos en la necesidad de hacer público nuestro total repudio al accionar por parte del Estado hacia las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad”, expresaron en un comunicado.

Y agregaron: “Dicho incumplimiento por parte del Estado, en este caso bajo la órbita de Incluir Salud (dependiente de la Agencia Nacional de Discapacidad) genera una situación de peligro en la continuidad de los tratamientos ambulatorios, del transporte especial, de la cobertura de hogares y centros de rehabilitación, así como también el acceso a la medicación”.

Además, expresaron que esta situación también se produce en obras sociales como Pami y Ioma. “Vulnera la posibilidad de acceso a la salud a miles de trabajadores, pensionados y personas con discapacidad. No aceptaremos que nosotros y nuestras familias, que nuestros concurrentes que padecen patologías y sufren ante las barreras sociales que impiden el desarrollo de sus potencialidades, seamos la variable de ajuste económico esgrimida por este gobierno”, enfatizaron en el texto.

Comentá y expresate