Una mujer de 38 años, madre de un niño, murió ahogada al intentar salvar a dos hombres que ingresaron al mar borrachos y le pidieron ayuda al no poder salir por sus propios medios.

Según refirió el sitio Crónica, la tragedia ocurrió el viernes pasado en una playa de la zona brasileña de Pernambuco aunque tomó estado público en las últimas horas.

La víctima, identificada como Scharlene Ferreira Rodrigues, tenía una buena experiencia como nadadora, por eso intentó auxiliar a los hombres (que habían consumido alcohol) cuando entraron en el agua y empezaron a tener problemas. Finalmente pudo socorrerlos, pero ella tragó demasiada agua y acabó ahogándose.

Un socorrista jubilado que pasaba por allí -la playa de Puerto de Gallinas, en Ipojuca-, en ese momento vio a las tres personas y las sacó del agua. Uno de los hombres no necesitó atención médica, pero Rodrigues ingresó al hospital, así como otro hombre cuyo estado de salud es estable ahora.

No obstante, los médicos no lograron reanimar a la mujer, ya que había tragado mucha agua y tuvo un paro respiratorio.

Zona peligrosa

En el lugar del ahogamiento hay una zanja y está marcado con una bandera roja, que señala que es un lugar peligroso para nadar.

"Pedimos a todos los turistas y veraneantes que respeten las banderas rojas que indican los lugares donde está prohibido bañarse en el mar. De este modo, evitaremos los ahogamientos", declararon las autoridades de Ipojuca.

Comentá y expresate