El video es viral y trágico. Muestra como más de 400 cerdos se arrojan a una fosa común, en el noreste de Santa Fe. Tenían unos 100 kilos y se estaban engordando en el criadero Santa Ana, cerca de Reconquista. El domingo, a causa de un error humano, murieron asfixiados.

Los animales pertenecían a una empresa porcina importante: Cerdos Santa Ana -de la familia de Reconquista González Davies-, que maneja otras granjas en la provincia de Santa Fe y también en San Juan, además del frigorífico Tutto Porky’s, que tiene una planta de 4.000 metros cuadrados en las afueras de Reconquista.

En declaraciones a medios santafesinos, Guillermo González Davies, del grupo gerencial de la empresa, dijo que los animales fallecieron por el error de un empleado, que ya fue despedido. Los cerdos estaban a 20 días de terminar el ciclo de engorde y estar listos para ser enviados al frigorífico.

Embed

Desde el Senasa habían dado una cifra más alta, al precisar que unos 1.500 animales murieron en el establecimiento, pero la empresa asegura que son unos 400 los cerdos que se asfixiaron durante el fin de semana.

Las primeras versiones, que reflejan los medios del noreste santafesino, cuentan que el domingo estaba de franco la persona encargada del establecimiento y quien quedó a cargo habría sido el empleado que cometió el error.

González Davies insistió en que este operario debía levantar una palanca que suministra la energía para el control computarizado de la temperatura del criadero -los animales necesitan que sea constante-, pero no lo hizo y sólo levanto las cortinas.

En este tipo de establecimientos, las cortinas bajan en forma automática cuando hay un corte de energía para permitir que ingrese aire del exterior, y sino se activan cuando se reanuda el servicio el aire no ingresa y los animales pueden morir asfixiados, como sucedió en este caso.

Desde el Senasa se informó que se va a realizar una inspección a este establecimiento.

Comentá y expresate