Tras celebrar la misa de Pascua en una parroquia del barrio El Martillo, el obispo Gabriel Mestre viajó a Roma para encontrarse con el Papa Francisco. Mestre presidió este domingo la misa de Pascua en la parroquia Cristo Resucitado, ubicada en Náoples y Friuli, acompañado por el joven párroco Sebastián Vercellone y gran cantidad de fieles que se acercaron a la eucaristía en el pequeño templo de la periferia marplatense.

Con el Domingo de Pascua, concluye la Semana Santa y comienza el Tiempo pascual, donde se prolonga la alegría de la resurrección de Jesús. En ese contexto, Mestre partió a Roma para participar de la “visita Ad Limina” en Roma, que todos los obispos argentinos le hacen al papa Francisco en su sede durante este año.

Mestre primero formará parte de un Congreso Bíblico de Pastoral y luego participará de la “Visita Ad Limina” donde junto a otros obispos de Argentina compartirá con el papa Francisco.

“Queridos hermanos, hoy es un día de fiesta doble para ustedes, por la Pascua de Señor y por la fiesta patronal de esta parroquia, con su sede y sus capillas, y el anexo del colegio Jesús Obrero. Pensaba a la luz de los muchos temas que nos puede regalar la Pascua, en palabras clásicas de este tiempo pascual: agua, luz y vida. Agua que purifica, luz que ilumina y vida que transforma”, dijo el obispo en la misa.

Comentá y expresate