El bochorno de la final entre River y Boca se cobró su primera víctima política. Martín Ocampo, ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, renunció a su cargo luego del fallido operativo del último sábado, que terminó con el ataque de un grupo de hinchas de River al micro que trasladaba al plantel de Boca.

Ante la salida de Ocampo, su reemplazante será Diego Santilli, quien hasta hoy se desempeñaba como vicejefe de Gobierno porteño.

(En desarrollo)

Comentá y expresate