El defensor de Lanús Lautaro Valenti fue secuestrado luego de jugar contra Aldosivi en Mar del Plata. El hecho ocurrió el viernes por la noche, mientras compraba una pizza con su novia y un amigo, en el partido bonaerense de Avellaneda.

Luego de perder ante el “Tiburón” por 2-0 en el José María Minella, el futbolista de 21 años había sido autorizado por el club para regresar antes de la ciudad por sus propios medios y pasar tiempo con su familia.

El futbolista estaba junto a un amigo y su novia comprando una pizza en Avellaneda cuando fue interceptado por delincuentes que lo secuestraron. Inmediatamente se contactaron con la familia para cobrar el rescate.

Un amigo del jugador fue quien ayudó a pagar el monto pedido por los secuestradores, que luego liberaron a Valenti, quien se encuentra ileso y contenido por su familia. Los investigadores sospechan que se trató de un secuestro al voleo.

Comentá y expresate