Tras la muerte esta madrugada de Ezequiel Garay, el cadete de 18 años que fue sometido a excesos físicos durante un entrenamiento, el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, anunció este sábado la remoción del secretario de Seguridad de la provincia, Luis Angulo y del jefe de Policía, Luis Páez.

En una conferencia de prensa, el gobernador riojano anunció las medidas adoptadas por el Ejecutivo. "El Jefe de Seguridad y el Jefe de Policía fueron apartados de sus cargos. En su reemplazo asumirán José de la Fuente como secretario de Seguridad y Marcelino Elizondo como Jefe de Policía", informó. Además se suspendieron todas las actividades oficiales que estaban en agenda.

Más tarde, a través de un nuevo comunicado, desde el gobierno de La Rioja transmitieron: "Acompañamos a la familia del joven, Emanuel Garay, en este difícil momento. Estamos consternados e indignados ante lo sucedido, y reafirmamos la decisión de llegar al fondo de lo sucedido. Vamos a pedir al juez que interviene en la causa, que acelere la investigación y adopte medidas ejemplares sobre los responsables. Pedimos respeto hacia la familia y justicia por Emanuel".

Siento un profundo dolor ante el fallecimiento de Emanuel, los riojanos estamos de luto. Mi acompañamiento y respeto a sus padres, familiares y seres queridos.

Además, el propio Casas publicó algunas palabras en su cuenta personal, asegurando que desde su cargo hará "hasta lo imposible para llegar a dar con los responsables", al tiempo que dejó saber que ayer viernes estuvo hasta última hora en el hospital junto a la familia del joven de 18 años.

"Me hago responsable para que se instrumenten los cambios correspondientes en la metodología a la formación de los cadetes de nuestra provincia", agregó el gobernador de La Rioja en su mensaje, tras la muerte del aspirante y de que otros 16 de sus compañeros debieran ser asistidos por el esfuerzo al que fueron sometidos.

(Fuente: Infobae)

Comentá y expresate