La Copa del Mundo le abre paso a la matemática. El Instituto de Cálculo de la UBA desarrolló un modelo matemático para estimar las probabilidades de los seleccionados en el Mundial. Lo hizo antes del inicio de la Copa del Mundial, aquel 5-0 de Rusia frente a Arabia Saudita, en Moscú. Y ahora, ya disputada la fase de grupos, se estableció el recálculo, según exhibe la página web 301060, creada a tal efecto.

Terminada la primera rueda, el modelo creado ya tiene a sus candidatos: Brasil, con el 22,40%, lidera el ranking. La realidad no lo desmiente desde la llegada de Tite. Y su andar por la Copa del Mundo, más allá de un flojo Neymar, tampoco. En el ranking de la FIFA publicado antes de este torneo aparecía segundo. Va por "O Hexa", como ya cuenta el merchandising en sus playas que no conocen de otoños ni de inviernos. Y en las que ya se imaginan festejos.

El escolta es España, con 20.91%. A pesar de las dificultades internas (la salida de Julen Lopetegui a días del estreno; la llegada de Fernando Hierro y el doble comando con los líderes del plantel) pasó como líder la primera ronda. Pero sufrió hasta el último suspiro del VAR.

Se recuerda: el tercer integrante de este podio numérico era Alemania, con 12,43%, El defensor del título y líder del ranking de seleccionados al inicio de la competición se quedó afuera en la primera ronda por primera vez desde 1938.

En ese tercer lugar, lo reemplaza Inglaterra (con 8,75%). Cuarto, ahí nomás, se ubica Francia (7,97%); quinto está Bélgica (6,98%) y sexta la Argentina del milagro de Marcos Rojo (6,37%). Es decir: Francia es favorita a vencer a la Selección en Kazán. Las chances del seleccionado de Lionel Messi: 47,64%. "Pero es fútbol. Y ojalá gane Argentina", dice, desde Rusia, Guillermo Durán, director del Instituto de Cálculo de la UBA y uno de los impulsores del proyecto.

La Selección, además, cuenta con 26,92% de chances de acceder a las semifinales y 12,54% de disputar la finaldel 15 de julio, en el Luzhniki.

Hay otro detalle interesante que cuenta la matemática. Es casi seguro que habrá una final inédita en Rusia 2018: 97% de posibilidades de que eso suceda. El único cruce que se puede ofrecer es el de la cita decisiva de 1958, cuando el Brasil del primer Pelé, de Djalma Santos, de Nilton Santos y compañía derrotó al local Suecia.

Fuente: Clarín.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate