Alejandro tiene 43 años y pesa 230 kilos. Estaba postrado en una cama con oxígeno y sus familiares llamaron a una ambulancia, a la Policía y hasta a los Bomberos, pero nadie iba a socorrerlo. Ahora Mar del Plata dio a conocer el caso y el hombre finalmente fue trasladado este martes al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA).

Alejandro vive en Mar del Plata desde hace dos meses con su esposa y sus dos hijas. Su estado de salud se complicó en las últimas horas y le colocaron un tubo de oxígeno. "Nos cansamos de llamar a una ambulancia, pero no querían venir. Pero a partir de la difusión del caso, vino una ambulancia del SAME y trasladaron a mi marido", contó la esposa.

"Una vez que se hizo presente, el SAME actuó muy bien. Gracias a la Policía pudieron hacer la coordinación del operativo para trasladarlo. Quiero agradecer a la subcomisaría Casino que me ayudó muchísimo", remarcó.

"Mi esposo ha pasado la noche con oxígeno, es una persona con obesidad, está enferma. Se siente muy mal y vuela de fiebre. Al momento de ser trasladado estaba con insuficiencia cardíaca", relató la mujer.

El hombre no se podía levantar de la cama y su estado de salud genera preocupación. "Ayer se descompensó y nos asustamos. Ni con tres personas lo podíamos alzar, por eso pedíamos una ambulancia para que lo trasladen como finalmente ocurrió", relató la esposa.

Los vecinos de Alejandro también se mostraron preocupados por la salud de Alejandro. "La está pasando muy mal, es una tristeza terrible. No se puede mover, está muy mal de salud y se pone oxígeno cada tres minutos porque no puede respirar. Las hijas lloran porque están viendo a su padre en muy mal estado", dijo una vecina.

Comentá y expresate