El concejal de Juntos por el Cambio, Nicolás Lauria, conjuntamente con la Secretaría de Seguridad, presentó un proyecto de ordenanza para regular la oferta-demanda de actividad sexual que se desarrolla en varias zonas de Mar del Plata, con foco en las zonas de Luro, Champagnat y alrededores.

La iniciativa propone trasladar la zona roja a la diagonal Canosa, detrás del estadio Minella, y surgió tras el reclamo de los vecinos, que aseguran que el desarrollo de esta actividad suele ocurrir en las aceras destinadas al paso peatonal y en las calles, lo que genera distintos inconvenientes.

No queremos trasladar el problema a otros vecinos, esa no es la solución. Todos los días salimos a caminar, los vamos corriendo y vuelven de vuelta. Queremos que la justicia se encargue, la policía nos acompaña y salimos con ellos. Hay denuncias en fiscalía, filmaciones de venta de droga. Hay trata de personas, los que ejercen la prostitución son los menos. No traslademos el problema, no está la solución”, expresaron los vecinos de los barrios Sarmiento, Don Bosco y Los Andes.

Según expresaron los vecinos, la “zona roja” se ha trasladado a otros puntos de la ciudad: la vieja Terminal y La Perla.“Se han trasladado a esta zona, a partir de las 8 ya empiezan a andar. Rompieron cámaras de seguridad, hay vidrios rotos, botellas y peleas. Hay un almacén que les vende alcohol toda la noche”, comentó un comerciante de la zona de Gascón y Lamadrid.

Un empresario hotelero aseguró que los huéspedes se van porque no pueden dormir por los ruidos. “Cuando llegan son acosados, hay robos continuamente y está difícil la zona de noche. Peleas, botellazos, duermen ahí. La policía viene, se dispersan y vuelven”, explicó el trabajador.

El concejal Lauria considera que “resulta necesario establecer lugares seguros y ordenados destinados a esta actividad, que en caso de desarrollarse en espacios públicos, respete lugares específicos que no sean circundados por vecinos y sea regulado debidamente por el municipio”.

De esta manera, el ejecutivo municipal analiza proponer como zona de relocalización para la actividad el espacio público delimitado por la calle Américo Raúl Canosa entre Hernandarias y Juan B. Justo, por tratarse de una zona sin presencia de vecinos frentistas. Asimismo, indicaron que contemplan la instalación de baños químicos y depósitos de desechos.

Para finalizar Lauria aseguró que “el proyecto no implica perseguir, maltratar ni hostigar a quienes eligen la actividad sexual como medio de vida, sino dar un marco de seguridad y salubridad”.

Comentá y expresate