En medio de la polémica por saber si se juega o no la Superfinal de la Copa Libertadores y, en caso de jugarse, cuándo, dónde y en qué condiciones, una inesperada noticia sacudió a Boca Juniors.

Tres futbolistas fueron informados tras el encuentro fallido en el Monumental por agredir verbalmente a un delegado de la Conmebol. Desde el club le informaron a Clarín que apelarán también esta decisión y que esperan no sufrir consecuencias.

Los jugadores son Ramón Wanchope Ábila, Carlos Tevez y Pablo Pérez. Los tres fueron informados tras el escándalo en el Monumental por insultar a un representante de la la entidad madre del fútbol sudamericano.

Con esta advertencia los implicados se someten a posibles sanciones que van desde multas económicas hasta ser suspendidos para los siguientes partidos.

Se estima que, en medio del contexto bélico que envuelve a la final, ninguno de los jugadores sería suspendido para el eventual choque decisivo, que aún está en duda.

Según informaron en Fox Sports, el problema ocurrió cerca de las 18, cuando la final ya había sido postergada y pretendían que comenzara a las 19.

En ese momento el cuarto árbitro, el peruano Víctor Hugo Carrillo ingresó al vestuario visitante junto al coordinador de la Conmebol, Mario Campos, para pedir la planilla con la formación del equipo y realizar los chequeos de identidad habituales.

En ese contexto, los jugadores de Boca, enojados por la situación, habrían insultado a Campos. Y fueron observados en el informe arbitral.

Fuente: Clarín

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate