El ministro de Trabajo Jorge Triaca firmó este miércoles en Washington un acuerdo con su par estadounidense para capacitación de trabajadores ante la cada vez más desafiante carrera tecnológica. “No pudimos cubrir 7.000 vacantes” en ciertos sectores, señaló. “Tenemos una demanda que no podemos satisfacer y exceso de oferta” en otros rubros, agregó el funcionario.

En un encuentro con periodistas argentinos en la embajada argentina en esta capital, Triaca contó que el del martes había sido el primer documento de este tipo suscripto por el ministro de Donald Trump, Alexander Acosta. “Para nosotros es un orgullo”, dijo el argentino.

Uno de los puntos más importantes del acuerdo es la cooperación en actividades como intercambio de información de programas exitosos de capacitación y la organización de seminarios, conferencias y videoconferencias para promover trabajos acordes a la nueva realidad de los mercados laborales.

Argentina tiene una demanda muy grande de acceso a las mejores oportunidades de capacitación ante las nuevas tecnologías”, dijo Triaca. “En el último año no pudimos cubrir 7.000 vacantes de programadores”, explicó. “Argentina tiene una demanda por actividades, oficios o capacidades de trabajadores con una capacitación específica que no la podemos cubrir. Por otro lado, tenemos un exceso en la oferta de mano de obra en otros sectores donde no hay tanta demanda. Entonces, la orientación de los recursos formativos tanto en el sistema educativo como en el sistema de formación profesional se tienen que alinear con los cambios tecnológicos”.

Triaca señala que este desafío “requiere de un debate en un marco institucional” y dice, por ejemplo, que un trabajador de entre 45 y 55 años que requiere un proceso de formación nuevo porque la tecnología de su actividad cambió, al empleador a veces le sale más barato contratar a alguien recién recibido que capacitar a esa persona. “Lo que tiene que hacer el Estado es generar esos equilibrios para que esa persona tenga la oportunidad, a través de un proceso de formación profesional, ser igualmente demandado que alguien que recién sale del sistema educativo”.

Otras áreas a las que apunta el acuerdo es la cooperación para la erradicación del trabajo infantil y el trabajo forzoso, el combate a la informalidad del empleo y la discriminación en el lugar del trabajo y también la mejora de las oportunidades para personas con discapacidades.

Consultado por el conflicto de Carrefour, Triaca señaló que “es una empresa en particular que tiene problemas. No es una generalidad del sector”. Si embargo, aclaró: “Nosotros miramos con un particular cuidado al sector comercial. Recordemos que la mayor cantidad de afiliados en la Argentina bajo el convenio colectivo se da en el sector de comercio. Pero los problemas son un conjunto y tienen que ver con temas regulatorios, impositivos, laborales y problemas entre los estados también”.

Sobre los acuerdos salariales que se negocian en este momento, el ministro aseguró que “el poder adquisitivo del salario no va a caer”. “Este año el impacto con respecto a las tarifas fue menor que el año pasado y el pasado menor que el año anterior”, señaló. “Estamos muy cerca de alcanzar la posición de equilibrio con respecto a esas tarifas” agregó.

Afirmó, además, que el actual escenario de paritarias (15% con cláusula de revisión) dará “tranquilidad para el trabajador de que se va a cuidar el poder adquisitivo del salario y al empleador, que tendrá previsibilidad para fijar sus precios”.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate