Nicolás Trotta aseguró estar “sorprendido” por su salida del gabinete nacional como ministro de Educación el 17 de septiembre, tras una semana movida para el gobierno. La reestructuración del gabinete estuvo signada por la dura derrota del oficialismo en las elecciones primarias.

Ahora, a casi 10 días de los cambios, Trotta manifestó sus críticas y responsabilizó a Alberto Fernández por la suspensión de la presencialidad en las escuelas durante la pandemia del coronavirus.

En diálogo con radio Mitre, aseguró que él quería mantener las aulas abiertas a pesar de la segunda ola de COVID-19, pero -dijo- el Presidente prefería otra cosa, retomar la virtualidad bajo el argumento de la segunda ola.

“Durante toda esa semana previo a la decisión del presidente, desplegamos el camino que considerábamos correcto que implicaba no la suspensión, sino la restricción de la presencialidad porque la realidad epidemiológica era de gravedad”, dijo.

Además, añadió que a pesar de acompañar su propuesta con la ayuda de expertos médicos, el presidente desistió de sostener la presencialidad.

trotta.jpg

“Considerábamos que no era necesario suspender de manera total la presencialidad. El presidente manifestó una agenda distinta. Yo lo terminé conversando dos o tres días después: él me explicó sus razones. No era una decisión que le manifestaba como ministro de Educación, sino que tenía el acompañamiento de las referencias del campo epidemiológico. El presidente tomó una decisión que no compartí pero terminé acatando”, aseguró.

Sorpresa por ser reemplazado

"Veníamos trabajando fuertemente con un equipo en lo que para nosotros era central, que era fortalecer el diálogo con todas las jurisdicciones educativas. En un país federal la respuesta de la agenda educativa se construye a partir de la concertación con las 24 jurisdicciones. Ya estábamos transitando, afortunadamente con la mejora de los indicadores sanitarios, el desafío de la presencialidad plena y luego todo el esfuerzo para recuperar las instancias de inversión prioritarias en nuestra escuela”, señaló.

Para nosotros fue una sorpresa. Pero es una decisión del presidente en cuanto a la conformación de sus equipos de cara a lo que debe ser la agenda para los próximos dos años, que no debe estar exenta de complejidades, porque una vez que se retire la pandemia, que fue como un tsunami para nuestra sociedad, veremos el impacto, las cicatrices que dejó la pandemia y la prepandemia, porque Argentina venía transitando una situación de marcada recesión económica”, agregó.

Embed

Su último diálogo con Alberto Fernández

Nicolás Trotta confesó que desde que se enteró de que iba a ser reemplazado por Jaime Perczyk, no volvió a hablar con el presidente. De hecho, aseguró que su última charla con él fue a propósito del escándalo público que generó el video de la docente de La Matanza que despertó polémicas en todo el país.

En el video, Laura Radetich, docente de la Escuela Secundaria Técnica Nº2 “María Eva Duarte”, de la localidad bonaerense de Ciudad Evita, partido de La Matanza; cuestionaba a los gritos y exaltada la postura de uno de sus alumnos acerca de la corrupción en los últimos gobiernos.

Trotta y Alberto.jpg

Luego del repudio generalizado que generó la "didáctica" de la docente, Alberto Fernández respaldó su actitud, argumentando que "Que haya tenido ese debate es formidable porque abre la cabeza de los alumnos”.

Por su parte, Trotta, como ministro de Educación en funciones, ordenó la separación de la docente de su actividad y señaló que “Eso no es docencia. Puede haber intercambios en la escuela secundaria y en el nivel superior, y es saludable hacerlo, pero en otras condiciones. El maestro, el profesor y la profesora no pueden imponer su perspectiva, sino respetar la mirada y la pluralidad, tratando de generar pensamiento crítico”.

"La última discusión que tuvimos fue pública, en el marco de la discusión sobre la docente de La Matanza. Me expresé como el ministro de Educación se tenía que expresar, impulsé las medidas que el ministro de Educación tenía que impulsar. Y el presidente tuvo una mirada distinta. Desde ese momento no recuperamos las instancias de diálogo”, dijo Trotta en la entrevista radial.

La interna política del gobierno

El ex ministro también se refirió a la crisis interna que sacudió al gobierno luego de las elecciones primarias y criticó los movimientos de una parte de la coalición, como la carta pública de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y la presentación pública de renuncias de algunos ministros.

“Las renuncias siempre están a disposición del presidente porque él puede cambiar a cualquier funcionario cuando lo disponga. Ahora, la presentación pública de renuncias, cuando el presidente el día posterior a las elecciones había manifestado que no iba a realizar ningún cambio de gabinete hasta después de las elecciones generales de noviembre, debilita a nuestro frente electoral. Todas esas discusiones las tenemos que dar hacia adentro de nuestra fuerza política. Cualquier diferencia de estilo, de prioridades, de despliegue, de agenda, que son legítimas, se debaten hacia adentro de toda fuerza política. La discusión en los medios de comunicación termina debilitando la fuerza que tiene cualquier gobierno”.

“Estoy muy comprometido con nuestro frente político pero también considero que debemos retomar algo que en nuestra gestión educativa nunca renunciamos, que es al diálogo como herramienta de construcción de las políticas públicas. El concepto básico de nuestra campaña en el 2019, luego de años muy difíciles para la Argentina, era unir a los argentinos. No tenemos que renunciar a esa vocación de concertación de diálogo”, concluyó.

Comentá y expresate