Desde la llegada de Uber a Mar del Plata, el último viernes 18 de enero, el Municipio ya secuestró 40 autos que cumplían la función de medio de transporte alternativo. El último caso ocurrió este sábado por la tarde, con el secuestro de un vehículo en la Ferroautomotora por parte de la secretaría de Transporte y Tránsito.

Según se informó desde la secretaría, el conductor del auto era un hombre extranjero, que, minutos antes de ser interceptado, protagonizó un incidente con los pasajeros por el precio del viaje.

Embed

Semanas atrás, el Concejo Deliberante aprobó un proyecto del Ejecutivo que establece fuertes multas al transporte ilegal de pasajeros.

La ordenanza endureció las sanciones y multas económicas al transporte ilegal de pasajeros. A través de esta normativa, el municipio sanciona con inhabilitación para conducir (180 días hábiles y 360 hábiles en casos reincidentes) y multas económicas para los choferes, los titulares de los vehículos y la empresa.

Comentá y expresate