El conflicto que desató Rusia en las últimas 48 horas reconociendo la independencia de Luhansk y Donetsk en el este de Ucrania y enviando tropas para supuestamente "garantizar la paz y la seguridad" en el Donbass ya encendió todos los operativos de seguridad por parte del gobierno ucraniano y los países miembros de la OTAN.

En ese sentido, el ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania pidió a sus ciudadanos que salgan de Rusia inmediatamente, ante el riesgo de una ofensiva militar por parte de Moscú.

A través de un comunicado "el ministerio recomienda a los ciudadanos ucranianos ucranianos que se abstengan de viajar a Rusia y a los que ya se encuentran en Rusia, que salgan inmediatamente del territorio". El ministerio apeló a la creciente amenaza de una "agresión rusa", que significa mayores dificultades para bridar servicios consulares y ayudar a los ciudadanos ucranianos en Rusia.

Actualmente se calcula que entre 2 y 3 millones de ucranianos viven en Rusia. El ministerio, a cargo de Dimitro Kuleba, señaló que ignorar estas recomendaciones podría hacer que los ucranianos no reciban la protección adecuada.

Kuleba también reafirmó su llamado a las potencias mundiales para que hagan más severas sus sanciones contra Rusia a través de su cuenta de Twitter. “Para evitar que Putin siga agrediendo, hacemos un llamado a los socios para que impongan más sanciones a Rusia ahora”, escribió.

Las potencias occidentales comenzaron a anunciar nuevas sanciones el martes dirigidas principalmente contra los bancos rusos.

Refuerzo con los reservistas

Además, Ucrania dio aviso a los reservistas para unirse a las fuerzas armadas luego de que Vladimir Putin recibiera el permiso de la Cámara Alta del Parlamento de Rusia para enviar "fuerzas de paz" a Luhansk y Donetsk.

image.png

Según informaron las fuerzas ucranianas, serían convocados los reservistas de entre 18 y 60 años por un período de hasta un año. La fuerza de reserva de Ucrania tiene más de 200.000 tropas y está compuesta principalmente por personal militar que ya prestó servicio en los primeros años de la guerra contra los separatistas prorrusos, que duró ocho años hasta el momento.

El decreto firmado por el presidente Volodímir Zelenski dice que los ex oficiales y suboficiales “servirán en unidades militares y de acuerdo con la especialización” que tenían en el pasado. Además, agregó que en caso de que el reservista "por una u otra causa prevista en la ley, no puede ser convocado, deberá presentar personalmente un documento explicativo".

También señaló que “la falta de comparecencia o el desacato a la convocatoria puede dar lugar a sanciones administrativas y penales”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate