Un adolescente de 14 años denunció este lunes por la tarde que fue violado por un hombre, que al poco tiempo fue molido a golpes por los vecinos, hasta que su pareja, una mujer, lo entregó a la policía cuando estaban a punto de quemarle la casa.

El chico relató que, mientras caminaba por una calle cercana a la escuela de policía “Juan Vucetich”, el acusado lo interceptó, lo amenazó con un arma blanca y lo obligó a dirigirse a un descampado, en el que lo sometió sexualmente.

Según le aseguraron los investigadores a Ahora Mar del Plata, no se comprobaron lesiones compatibles con acceso carnal.

A los pocos minutos de la realización de la denuncia, alrededor de 20 vecinos de la zona sur se dirigieron hasta la casa del sospechoso, lo golpearon y le exigieron a su pareja la entrega de la ropa que el acusado llevaba al momento del presunto ataque sexual. La mujer, intimidada, tiró la ropa al patio de la casa, llamó al 911 y entregó al hombre a la policía cuando los vecinos se disponían a quemarle la casa. “Lo entregó para salvarle la vida”, contó una fuente de la investigación. En la ropa del detenido se encontró el teléfono celular del adolescente.

La fiscal del caso caratuló el hecho como “abuso sexual gravemente ultrajante” y el acusado, de aproximadamente 30 años, quedó detenido en la Unidad Penal 44. Este martes declarará en la fiscalía.

Comentá y expresate