El contraalmirante Luis López Mazzeo, comandante de Alistamiento y Adiestramiento de la Armada Argentina, afirmó hoy que no hubo "errores ni negligencia" en el mantenimiento del submarino ARA San Juan que naufragó con 44 tripulantes en noviembre del año pasado.

El jefe de lo que antes se llamaba base Puerto Belgrano aseguró que el capitán del submarino Pedro Martín Fernández "era extremadamente puntilloso" pero que no puede afirmar que "no hubo falla humana" desde la última comunicación con la nave. También dijo que no puede saber si "en el proceso de ir a plano profundo hubo algún error o falla" mientras el submarino se encontraba en una tormenta con olas de hasta 5 metros de altura.

Al exponer esta mañana ante la comisión Bicameral que investiga la desaparición del buque, López Mazzeo aseguró que tiene "absoluta confianza en los hombres de la Armada" que estuvieron bajo su comando.

"Apelo a que el dolor nos ayude a encontrar la verdad. No puedo poner en duda la profesionalidad de los hombres a mi cargo. No he encontrado errores o falencias en su proceder ni antes de la zarpada ni con posterioridad", reafirmó.

López Mazzeo, quien fue separado de la fuerza poco después de la desaparición del submarino por una pelea con el ex jefe de la armada, almirante Marcelo Srur, agregó que tampoco notó "falencias en las reparaciones de mantenimiento y mucho menos negligencia".

La declaración de López Mazzeo es clave porque el ministro de Defensa, Oscar Aguad, tiene que decidir si anula un polémico sumario de Srur contra López Mazzeo en que lo responsabilizó, sin pruebas, del naufragio. El sumario provocó el pedido de pase a retiro de varios altos oficiales, en una crisis interna que aún afecta a la Armada. López Mazzeo, antes de la tragedia, era el candidato con más posibilidades de reemplazar a Srur como número uno de la Armada.

Consideró que "la Armada y el país está en deuda con todos los tripulantes".

Luego de enumerar los ejercicios de navegación y mantenimiento de la nave, dijo estar "convencido de que el submarino naufragó el 15 de noviembre a las 11.51 tan sólo dos horas después de su última comunicación".

"Esta información la tuvimos una hora más tarde... No puedo pensar en una situación más humillante para nuestra Armada que la presente", sostuvo en alusión a la desaparición del submarino.

Además de López Mazzeo, expondrá hoy el contraalmirante Eduardo Malchiodi, jefe de Mantenimiento y Arsenal de la Armada.

La semana pasada, la Comisión Bicameral escuchó los testimonios de dos inspectores generales de la Armada, que confirmaron que en el último estudio técnico efectuado sobre la nave "se identificaron 21 hallazgos u observaciones" a corregir para su adecuado funcionamiento.

Así lo indicaron el inspector general de la Armada, contraalmirante Eduardo Pérez Bacchi, y su antecesor en el cargo, contraalmirante Guillermo Lezana quiénes, además, indicaron que el informe en cuestión se elevó al Ministerio de Defensa, a la jefatura de las Fuerzas Armadas y a la Sigen.

Tanto Pérez Bacchi como Lezana ya habían comparecido ante la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez.

Comentá y expresate