"Yo soy de San Vicente, un pueblito del conurbano y no tenía ningún contacto con la cultura china. A los 15 años empecé a estudiar el idioma y me atrapó. Participé de un concurso, me gané una beca y en el 2009, a los 18 años, pude venir a China, que ahora es mi segunda casa". Brian González, un argentino en China, contó cómo vive la nueva normalidad en el gigante asiático. En diálogo con Telediario, reconoció que la situación en ese país "está súper tranquila".

"La situación está súper tranquila, la incidencia local está controlada. Obviamente que hay rebrotes pero los controlan en dos semanas de una manera muy estricta. Eso nos da la posibilidad de vivir en la pospandemia, una nueva normalidad que es muy parecida a la de antes pero tenemos que usar barbijos en transporte público y si volvés del exterior tenés una cuarentena de 14 días", explicó Brian.

El argentino tuvo sus reparos sobre el peso que genera en los chinos la hipótesis de que el virus se originó en ese país. "No necesariamente porque todavía no se sabe si el virus realmente empezó en China. Es una de las hipótesis, pero los chinos también sostienen la posibilidad de que el virus haya empezado en otros lugares, porque en 2019 ya había rastros del virus en aguas residuales de Brasil, Estados Unidos, Italia o España", indicó. "Ellos dicen que hay que hacer un rastreo global", agregó.

Si bien el turismo aún no está permitido en China, Brian contó que "un extranjero puede venir por negocio, trabajos o a visitar familiares. Tiene que hacer cuarentena y, depende el lugar, son 14, 21 o 28 días".

Mientras tanto, en la nueva normalidad china, Brian se multiplica: "Tengo una empresa con un amigo y hacemos comercio exterior. Y también trabajo en medios frente a las cámaras,en un programa de televisión que empezó hace 6 años. Represento a la argentina. Hay paneles de otros periodistas extranjeros y presentamos nuestras culturas, debatimos temas de actualidad", explicó.

"Al principio me costó adaptarme a la comida, porque los sabores son muy fuertes. Pero después me encantó. También me encanta lo que es la vorágine asiática. China y Japón son países que tienen un gran empuje", concluyó.

Comentá y expresate