Una serie de explosiones ocurrieron este domingo en diversas localidades de Sri Lanka, que dejaron hasta el momento más de 200 personas fallecidas y al menos 450 heridas, según las autoridades.

Los organismos autorizados revelaron que una iglesia y tres hoteles de lujo se han visto afectados por explosiones en Colombo, la capital del país, así como dos templos cristianos en las afueras de la ciudad, incluida la iglesia de San Sebastián en la ciudad de Negombo.

Hasta los momentos, se registraron un total de ocho explosiones mientras la población cristiana del país celebraba la misa de la Pascua.

Todas las explosiones registradas durante la jornada se produjeron entre las ocho y las nueve de la mañana. Los hoteles que fueron afectados son Shangri-La Colombo, Kingsbury Hotel y Cinnamon Grand Colombo.

De momento, no hay datos sobre el número de víctimas en estos establecimientos turísticos. Según las autoridades, la Iglesia de Kochchikade, la de Katuwapitiya y la de Batticaloa fueron víctimas del incidente.

Asimismo, el Shangrila Hotel, junto a los establecimientos de Cinnamon Grand Hotel, Kingsbury Hotel, Hotel in Dehiwal y también en Dematagoda fueron víctimas de los ataques.

Hasta los momentos, ningún grupo terrorista se atribuyó la autoría de los hechos. Sin embargo, el primer ministro de la nación, Ramil Wickremesinghe denunció que se trató de un ataque terrorista, al tiempo que reveló que ya hay sospechosos de los incidentes.

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, hizo un llamado a la calma en el país tras los ataques, al igual que Wickremesinghe, por lo que se reunieron con el gabinete de seguridad y garantizaron la protección ciudadana.

Con relación a esta situación, el ministro de Defensa del país anunció un toque de queda nocturno en el país. A su vez, el ministro de Educación suspendió las clases programadas para este lunes.

Los ataques coinciden con la celebración cristiana del Domingo de Resurrección. En Sri Lanka la población cristiana representa el 7,4 por ciento, siendo la religión mayoritaria la budista, que profesa el 70 por ciento de la población. Ante esta situación, las misas de Pascua de la tarde fueron canceladas en todo el país.

Comentá y expresate