La causa que investiga la muerte de Alicia Sánchez, la joven de 25 años que fue encontrada durante la madrugada del domingo en el hueco de uno de los ascensores de la torre ubicada en pleno centro de la ciudad de Pinamar, sumó un elemento que podría dar un giro al caso. Un audio de WhatsApp de una testigo que estaba en la fiesta pone bajo sospecha la hipótesis de una muerte accidental.

Las primeras versiones indicaban que el domingo cerca de las 4, Alicia salió de la fiesta con un grupo de familiares en un departamento del décimo piso para ir hacia la planta baja a abrirle la puerta a otros invitados, pero nunca volvió. Unos minutos después, las personas que esperaban en la calle insistieron con el timbre y fue entonces cuando el resto de los presentes comenzaron a buscarla y la encontraron muerta en el hueco de uno de los ascensores.

Al principio, los indicios apuntaban a un accidente, motivo por el que el fiscal a cargo, Juan Pablo Calderón, titular de la UFI 4, caratuló el expediente como "averiguación de causales de muerte".

Sin embargo, una testigo dijo ante la Justicia que "Alicia y el dueño de la casa, Pablo, salieron juntos del departamento para ir a abrirle al grupo".

Según ella, al llegar el resto de los invitados, el anfitrión se opuso rotundamente a utilizar el otro ascensor. "No, por el otro ascensor no. Vamos por este que se la re banca", habría dicho.

Entre las personas que subieron con el dueño, se encontraba el hermano de Alicia. Al ingresar al departamento, dijo: "Mi hermana me dijo estoy bajando a abrir, dónde está mi hermana". Fue entonces que todos decidieron salir a buscarla por lo que más tarde dieron con el cuerpo de la joven sin vida.

ascensor.jpg

"Un grupo subió al ascensor que hasta ese momento no habían usado", agregó y aseguró: "Se ve que el cuerpo se trabó en el segundo piso. Ahí empezó a caer la sangre adentro (del elevador)".

De acuerdo a esta versión, que comenzó a circular a través de un audio de WhatsApp, el fiscal Juan Pablo Calderón dijo que la testigo señalada como la responsable de esa versión fue citada a declarar por segunda vez y desmintió su autoría. Aún así ratificó su primera declaración y sostuvo que vio a la víctima salir sola del departamento.

Hasta el momento, se desconoce la identidad de quien declaró. Según los testimonios, habría abandonado el edificio en shock en medio de los gritos y las escenas de pánico que se sucedieron cuando todos entendieron que lo que trabaja uno de los ascensores era el cuerpo de Alicia.

Por último, se convocó a un ingeniero y a un técnico para poder determinar si hubo alguna falla atribuible a la persona contratada por el consorcio del edificio para supervisar el ascensor. "Si así fuera estaríamos ante un homicidio culposo", cerró.

Comentá y expresate