Un automovilista y un motociclista fueron interceptados en la madrugada de este lunes conduciendo borrachos en el mismo lugar de la ciudad.

El llamativo hecho ocurrió en el cruce de 180 y Alvarado, donde personal del área de Tránsito municipal secuestró ambos vehículos y las licencias de los conductores.

Según explicaron los funcionarios, llegaron hasta el lugar luego de recibir la advertencia de que un hombre que iba a bordo de un Chevrolet Agile realizaba maniobras imprudentes. Cuando lo interceptaron, descubrieron que manejaba con 1,34 miligramos de alcohol en sangre.

En simultáneo, una moto Zanella 150 pasó por el mismo sitio y también fue interceptada. En ese momento ya estaba ahí también la policía. Y los agentes supieron entonces que el motociclista conducía con 1,97 miligramos de alcohol en sangre.

allio 2.jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate