Los dueños de un bar de Mar del Plata decidieron cerrar el negocio y, tras sufrir distintos robos, dejaron un cartel en la puerta para los ladrones. Se trata de Simón, una casa de comidas, con cafetería y cerveza artesanal, que bajó sus persianas en las últimas horas.

En la puerta del negocio, ubicado en Bolivar 3383, los dueños pegaron un cartel con un claro mensaje para los delincuentes, que en los últimos días eligieron el lugar como blanco de distintos robos.

“Queridos ladrones: ya está, gracias por su persistencia. No hay más nada para hacer acá. Ojalá un día puedan robar un banco. Así seremos más los que festejamos y menos los que padecemos. Abrazo eterno”, reza el mensaje.

simon comidas caseras 2.jpg

Comentá y expresate