Un bebé de dos años murió en un asentamiento a las afueras de la ciudad de San Juan tras caerse de la silla alta donde lo habían sentado para almorzar.

De acuerdo con la explicación de sus padres, el niño, de apellido Palacios, estaba jugando sentado en su silla rodeado por su familia cuando de repente se cayó y se golpeó la cabeza. Murió en el acto.

El episodio ocurrió en una casa del asentamiento Pedro Echagüe, que está en Santa Lucía, a las afueras de San Juan. Los padres del chico lo llevaron a una sala de primeros auxilios donde intentaron reanimarlo sin éxito.

La familia estaba en la mesa cuando pasó el accidente, cuyas causa aún no fue aclarada. Los padres buscaron ayuda médica en seguida, pero fue en vano.

Comentá y expresate