Un bebé de nueve meses resultó con el 40% de su cuerpo quemadopor el mal manejo de combustible para encender el asado de Año Nuevo. Está internado en el Instituto del Quemado, en Caballito. Además hay otros tres casos graves entre los heridos por pirotecnia: dos de ellos son chicos.

En el Instituto del Quemado atendieron a seis pacientes. "Cinco pacientes, de entre 7 y 17 años, llegaron con heridas de pirotecnia leves. Mientras que un adulto de 30 años manejó mal un petardo, le explotó en el rostro y perdió los dos dientes superiores y diversos traumas en el rostro", explicó Patricia Gutierrez, jefa de guardia del Instituto del Quemado al canal TN.

Y además, reveló un caso estremecedor: "Tuvimos un evento bastante grave con un bebé de 9 meses, por mal manejo de combustible para encender el asado. El chico tiene un 40% de la superficie quemada, así que quería recordar que no aviven el fuego con gasoil o nafta", remarcó Gutierrez.

Por otro lado, en el Hospital Santa Lucía, registraron 15 heridos, 6 menores de edad. De ese total, tres se encuentran en grave estado, informó personal de Salud del centro porteño.

FUENTE: CLARÍN.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate