La tragedia ocurrió en una playa de Norfolk, Inglaterra. Un castillo inflable explotó en la playa y arrojó por el aire a una niña que estaba jugando. La menor, de cuatro años según los medios británicos, murió poco después de llegar al hospital, a causa de las heridas.

La policía de Norfolk fue alertada a las 11.15 de la mañana de este domingo, después de recibir informes de que un menor había sido "arrojado desde un castillo inflable".

Llegaron cuadrillas de ambulancia en cuatro minutos y la niña, que sufría un paro cardíaco, recibió RCP en el lugar.

La menor fue llevada al Hospital James Paget a dos millas de distancia (poco más de 3 kilómetros), pero murió poco después.

"Acabo de ver lo más horrible de mi vida. Un castillo inflable explotó en la playa y la niña que estaba sobre él fue catapultada a unos 20 pies (seis metros) en el aire", dijo Kara Longshaw, una testigo de la tragedia.

Karen, otra testigo, añadió: "Escuché el estruendo y de inmediato me di la vuelta. Hablé con alguien que me describió cómo la niña fue arrojada a unos 20 pies en el aire y aterrizó en el suelo. El castillo inflable era como un trampolín".

Se están investigando las causas de la tragedia. El propietario del área de juego, Curt Johnson, que no estaba en el lugar, dijo que el inflable había explotado "por el calor".

Comentá y expresate