Momentos de tensión se vivieron en otro supermercado chino de Paraná, luego de que la Municipalidad hallara alimentos vencidos. El dueño del local decidió encerrar a los tres inspectores que estaban adentro y tuvo que intervenir la Policía. Luego, se dispuso la clausura.

El procedimiento comenzó en horas de la mañana de este martes, por parte del personal de la Dirección de Habilitaciones Comerciales del Municipio, en el supermercado radicado en Avenida Don Bosco, en inmediaciones a Aníbal Vázquez.

En ese marco, los inspectores ingresaron y comenzaron a detectar algunos alimentos vencidos, entre ellos helados con fecha límite de consumo de varios meses atrás. Ante esta situación, el dueño del supermercado tomó una decisión insólita: cerró las puertas con los municipales adentro.

Fue ante esta actitud que debieron llamar a la Policía de Entre Ríos para intervenir. Luego de varios minutos, el supermercadista chino tuvo que volver a abrir las puertas.

Orlando Gómez, titular del área de la Municipalidad a cargo de las inspecciones, confirmó a que se procedió a la clausura preventiva del local.

chino 2.jpg

Comentá y expresate