Un delincuente se suicidó cuando se sintió cercado por la policía después de un intento de robo ideado por un grupo de ladrones que se hacían pasar por operarios de una empresa de gas para entrar a robar en una vivienda.

El hecho se produjo en la intersección de las calles Rucci y Leguizamón del barrio porteño de Villa Lugano, donde cuatro presuntos integrantes de la banda fueron detenidos.

Fuentes policiales señalaron a Télam que personal de la Comisaría Vecina 8 A fue alertado sobre la presencia de cinco personas armadas que intentaban engañar a vecinos con el ardid de que eran operarios de una empresa de gas.

Al arribar al lugar, los efectivos se entrevistaron con varios vecinos, quienes les dijeron que los delincuentes les pedían ingresar a sus casas con la excusa de cambiar los medidores.

En ese momento comenzó un operativo para dar con los asaltantes, quienes al ser descubiertos intentaron escapar por los techos, aunque dos fueron detenidos en el lugar.

En tanto, un tercero se disparó en la cabeza al verse cercado por los policías, en una vivienda ubicada en la calle Saraza al 5800, indicaron las fuentes.

Mientras que los otros dos delincuentes fueron apresados luego de darse a la fuga, uno a pie y otro a bordo de un Volkswagen Vento color gris.

A su vez, en el interior del vehículo, los policías se incautaron de varias llaves de autos, teléfonos celulares, elementos para forzar puertas de viviendas y patentes apócrifas.

Los detenidos y todo lo incautado quedaron a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 49, a cargo de Ángela Mahiorano; secretaría 169 de María José Bianchi; y Fiscalía 26 de Patricio Lugones.

Comentá y expresate