José Luis Espert podrá competir en las elecciones primarias del 11 de agosto como precandidato a presidente. La jueza federal con competencia electoral María Romilda Servini autorizó la candidatura que había sido impugnada por Gabriel Molina, un dirigente del partido Unite.

Así, pese a los intentos del macrismo en su contra, el fallo judicial confirma que el economista podrá presentarse a las PASO junto al periodista Luis Rosales.

En su presentación, Molina aseguró que había inscripto su precandidatura presidencial por Unite antes que Espert, pero no pudo respaldar esa afirmación con documentación, más allá de una declaración jurada.

La jueza explicó que los apoderados de Unite deslegitimaron a Molina y aseguraron que no realizaron ninguna inscripción ante la junta electoral. “Mal puedo analizar si el órgano partidario actuó conforme a derecho, si no se ha arrimado constancia alguna de que la precandidatura del señor Molina haya sido formalmente presentada”, sostuvo la jueza.

La inscripción de Espert generó un debate interno en Unite, el partido al que pertenece Amalia Granata, dado su postura a favor del aborto legal.

Días antes del cierre de listas, el economista liberal se había quedado virtualmente sin partido debido a que el dirigente Alberto Asseff, líder de UNIR, se pasó al oficialismo como candidato a diputado. Esta fuerza había acordado en una convención nacional en mayo apoyar la candidatura de Espert y funcionar como el sello para sostener su postulación a nivel nacional.

Comentá y expresate