Una preocupante cantidad de accidentes de tránsito se registró en Mar del Plata este fin de semana. En la mayoría de los casos, al menos uno de los conductores circulaba en estado de ebriedad. De esta manera, pese a los controles dispuestos por el Municipio en distintos sectores de la ciudad, la situación aún no se resuelve.

El primer caso se registró el sábado por la madrugada, cuando un automovilista que circulaba a bordo de una camioneta Ford blanca impactó contra un micro policial que estaba estacionado en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Mar del Plata, en Tucumán y Garay. El test de alcoholemia comprobó que el conductor manejaba con 1,58 de alcohol en sangre. Según indicaron desde la Subsecretaría de Transporte y Tránsito, el vehículo fue secuestrado y se le retiró la licencia al automovilista.

Embed

La tendencia se profundizó durante la madrugada del domingo. A las cinco de la mañana, un Fiat Siena, que circulaba por Castelli, habría cruzado en rojo en el semáforo de Independencia y chocó a una moto y a un remis. El conductor del Siena tenía 1,56 g/l en sangre. Como consecuencia del impacto, el motociclista fue derivado a la Clínica de Fracturas.

Asimismo, a las 7,15, se produjo un siniestro en Gascón y Champagnat. Un Fiat Uno gris, cuyo conductor dio positivo con 1,01 de alcohol en sangre, cruzó en rojo por Gascón y fue impactado por otro vehículo que circulaba por Champagnat.

Embed

Mientras tanto, a las 7,30, un Gol embistió a un taxi en Buenos Aires y San Lorenzo. El conductor del Gol manejaba con 1,75 de alcohol en sangre. Fue el último choque de una noche plagada de siniestros y excesos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate