Motivo de su ausencia en Tribunales, donde se la juzga como jefa de una asociación ilícita en el marco de un plan de obras públicas durante su gobierno, la senadora Cristina Kirchner asistió hoy a cumplir sus funciones en la Cámara Alta y desde allí hizo pública una denuncia por una supuesta maniobra del Gobierno para apurar designación de jueces. Uno de los postulantes objetados es hijo del magistrado marplatense Pedro Federico Hooft.

Planteó la cuestión durante un encuentro con representantes de organismos de derechos humanos organizada por el bloque de Unidad Ciudadana. El titular de esa bancada, Marcelo Fuentes, habló de “una vorágine de pliegos" de futuros magistrados que esperan aprobación por parte de la comisión de Acuerdos que preside Rodolfo Urtubey.

Desde ese ámbito se acusó al senador Miguel Pichetto como el artífice de esos acuerdos para las designaciones y se exigió la suspensión de la aprobación de pliegos hasta tanto se supere esta instancia electoral.

Fuentes explicó que los organismos de derechos humanos presentaron ante los legisladores distintos planteos, entre ellos la posibilidad de que llegue a quedar al frente de un tribunal Pedro Hooft, hijo del juez Pedro Federico Hooft, al que a pesar de los fallos judiciales siguen vinculando con la desaparición de abogados durante la dictadura, episodio conocido como “La noche de las corbatas”.

Los pliegos presentados por el gobierno tienen “un rechazo total” desde sectores de la oposición, según confirmó Fuertes. Todos serán puestos a consideración de la Comisión de Acuerdos durante la próxima sesión y para frenar su avance buscarán apoyo del peronismo no kirchnerista.

Comentá y expresate