La muerte de un empresario de 40 años que murió mientras practicaba crossfit en un gimnasio de Vicente López volvió a dejar en evidencia la falta de controles en los gimnasios del estado de salud que se encuentran sus clientes y la laxitud que impera en la presentación del apto físico.

El hecho se produjo el martes a la tarde en el gimnasio "Tropa" especializado en ese tipo de entrenamiento, que requiere de una gran exigencia física en quienes lo practican. El lugar está ubicado en la Avenida Maipú al 1100, en el barrio de Florida.

Alexis Valencic sufrió un paro cardíaco mientras se ejercitaba y no respondió a las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) que le practicaron en el lugar. Cuando la ambulancia llegó al gimnasio, Valencic ya había muerto.

El crossfit es una actividad de alta intensidad física que implica la combinación de ejercicios de fuerza y potencia en poco tiempo. Antes de realizar esta práctica es necesario, de mínima, hacerse un chequeo médico que consiste en una examen físico y un electrocardiograma.

hombre.jpg

Además, de acuerdo a la edad de la persona, es necesario realizarse también una ergometría. En la provincia de Buenos Aires, todos los gimnasios están obligados a pedir un certificado de aptitud para realizar actividad física.

Los testigos dijeron que Valencic hacía rutinas de alto rendimiento, pero también contaron que la semana pasada había tenido un dolor pectoral al que no le habría prestado atención. La comisaría de Vicente López, que intervino en el caso, solicitó las fichas médicas de los clientes y también las imágenes de las cámaras de seguridad del gimnasio, que este jueves permanecía cerrado. Según le confirmaron a Clarín los investigadores, el certificado que Valencic había presentado en el gimnasio, pero estaba vencido: era de febrero de 2016.

La Justicia ordenó realizar la autopsia al cuerpo de Valencic, que se haría el jueves por la tarde, para establecer los motivos de su fallecimiento. El caso quedó caratulado como "averiguación causales de muerte" y lo investiga el titular de la UFI de Vicente López Este, Martín Gómez.

"La mujer y amigos le dijeron a la Policía que la víctima venía con dolores en el pecho y que era muy reacio a hacerse chequeos médicos. Aguardaré el informe de la autopsia preliminar, junto a la historia clínica del fallecido, para ver si corresponde accionar penalmente contra los responsables del gimnasio", dijo Gómez.

El fiscal agregó que "si bien los médicos forenses serán los encargados de determinarlo, todo indicaría que la muerte de Alexis estaría relacionada con un cuadro de cardiopatía congénita".

Valencic estaba casado y era padre de tres hijos pequeños. Era dueño con su hermano Lucas de una empresa de viandas, Light Cooking, ubicada en Villa Lugano. Vivía con su mujer y sus chicos en un condominio en Florida, muy cerca de la avenida Maipú. Criado en Ciudad Evita, tiene varios hermanos y toda su familia --de ascendencia croata-- vive en esa zona.

Los que lo conocen cuentan que siempre llevó una vida sana y fue deportista desde joven, al igual que su hermano mayor, que corre carreras. En su juventud, Valencic vivió un tiempo en México, donde trabajó como modelo. Tanto en su casa como en su empresa, este jueves a la mañana no había nadie.

Tropa, en tanto, no emitió ningún comunicado sobre lo sucedido. Las últimas publicaciones de su página de Facebook son fotos de sus clientes realizando entrenamientos de crossfit y funcional. Según el parte policial por la muerte de Valencic, se presentó como propietario un hombre llamado Juan Carlos Resio. Resio también figura como dueño del gimnasio y gerente de una empresa de seguridad privada en su perfil de LinkedIn, pero en la sede de la empresa de seguridad en Saavedra dijeron que allí trabaja Ramón Recio, quien sería el padre del dueño de Tropa, pero que no tenían nada que ver con Juan Carlos. Ramón Recio, en tanto, figura desde 2012 como director suplente de la empresa Group Fitness Revolution, que se dedica a explotar gimnasios, spa y centros de estética.

Sin embargo, según el expediente de habilitación de la Municipalidad de Vicente López, el gimnasio está habilitado como "propiedad del Grupo Khalipa SRL" y "el señor Guillermo Romano es el profesional responsable de la actividad desarrollada".

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate