Un hombre de 59 años denunció que fue sedado y abusado sexualmente por un grupo de vecinos en una casa donde se practican ritos umbandas, según informaron fuentes policiales.

El hecho, que recién trascendió en las últimas horas, ocurrió en una vivienda del barrio Cerrito y San Salvador y fue denunciado por la víctima el sábado pasado en la Comisaría Tercera y la Comisaría de la Mujer.

El hombre contó que el jueves pasado fue a merendar a la casa de sus vecinos y que desde ese momento no recuerda "mucho más" porque perdió el conocimiento. La víctima cree que le pusieron un somnífero en la bebida.

Cuando recobró el conocimiento, sintió dolores y sospecha que lo violó un grupo de siete hombres durante un rito umbanda. La víctima se negó a hacerse los exámenes médicos para constatar el abuso.

El caso es investigado por el fiscal Fernando Castro, quien aguarda que al hombre le realicen los exámenes la semana próxima para constatar si existen lesiones compatibles con un abuso sexual.

Comentá y expresate