Un hombre de California, Estados Unidos, fue arrestado por, presuntamente, haber asesinado a golpes a la hija de su novia, de solo 4 años y con Síndrome de Down.

Todo ocurrió en la ciudad de Rancho Cucamonga, del Condado de San Bernardino, cuando Adam Hughes, de 24 años, estaba en la casa de su pareja, Corinne Blake, junto a los hijos de ella. En un momento de la noche, al parecer Kyliee Willis, comenzó a interrumpir al hombre cuando hablaba y esto lo hizo "enfurecer".

Según informó un comunicado de prensa emitido por el Departamento de Policía, Hughes comenzó a pegarle y, posteriormente, la acostó en su cama con sangre. Varias horas después acudió a verla a su habitación, pero la pequeña no respondía y tenía los dedos y los labios morados.

Inmediatamente, le advirtió a Blake, quien alertó a los servicios de emergencias. Kyliee fue trasladada al Centro Médico de San Antonio y luego, al Centro Médico de la Universidad de Loma Linda para recibir el tratamiento correspondiente a un traumatismo craneal grave.

La pequeña permaneció internada con respirador artificial, pero terminó falleciendo por consecuencia de los golpes. "Las lesiones fueron obviamente intencionales", dijo a KABC Cindy Bachman, portavoz de la policía.

Por otro lado, Victor Willis, el padre de la víctima, describió a su hija como una "nena feliz" que podía "hacer que cualquiera sonriera sólo por su sonrisa". Sin embargo, advirtió al medio Oxygen que hacia tiempo la veía "deprimida" y actuaba como si la hubieran lastimado: "Ella estaba llena de alegría, llena de vida, llena de curiosidad".

Si bien quiere que los culpables del asesinato de su hija "sufran" y vayan a la cárcel sostuvo que no interferirá en el procedimiento de la policía. "No soy nadie para ser juez, jurado y verdugo. Simplemente me planteo que la podría haber protegido", dijo.

Tanto Hughes como Blake fueron detenidos y acusados de cargos por crueldad deliberada contra un niño. Sin embargo, tras morir la pequeña, al hombre se le imputó un cargo adicional de asesinato.

Actualmente, Hughes se encuentra en prisión sin fianza a la espera de su próxima comparecencia judicial, mientras que Blake ya fue liberada bajo fianza.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate