Un joven de Paraná, Entre Ríos, denunció el jueves pasado que había advertido el faltante de su caballo de pelaje doradillo, de 3 años, que había dejado pastando en un predio ubicado en la jurisdicción de la Comisaría Séptima de la capital provincial.

Tras la intervención, el animal fue hallado en una vivienda. El propietario del lugar se enteró de la situación en el momento y luego hizo entrega del caballo.

No obstante, el veterinario policial "depiló al animal en la zona del cuarto trasero izquierdo, donde tenía un planchado, descubriéndose una marca con letras", informaron fuentes policiales a AHORA.

Con este descubrimiento, la Policía dio intervención a la Fiscalía en turno y le informó que "sería una adulteración de marca". La autoridad judicial dispuso la entrega del caballo al denunciante, "en carácter de depositario judicial".

Comentá y expresate