Un truco de magia que se convirtió en una tragedia. El ilusionista indio Chanchal Lahiri, conocido por su nombre artístico "Jadugar Mandrake", se sumergió este domingo en el río Ganges totalmente encadenado para probar que podía liberarse rápido. Sin embargo, una vez que lo tiraron al agua atado de pies y manos desapareció.

Según informaron medios locales, el ilusionista se lanzó al río desde una grúa frente a miembros de su familia, la prensa y policías, que estaban expectantes por el espectáculo.

Pero el hombre de 40 años nunca emergió del agua. Desde entonces, las autoridades lo están buscando sin éxito. Hasta el momento, ya pasaron 36 horas sin tener novedades sobre su paradero.

mago 2.jpg

Antes de comenzar su show, Lahiri explicó que él había logrado esta misma hazaña hace 21 años en el mismo lugar. "Yo estaba encadenado dentro de una jaula de vidrio y me lancé al agua desde el puente Howrah. Demoré solo 29 segundos en salir", recordó.

A pesar de ese éxito, el mago reconoció que esta vez el truco iba a ser más difícil. "Si llego a liberarme, será mágico. Si no lo logro, esto será trágico", adelantó ante su público.

A los pocos minutos de lanzarse al agua, los espectadores se empezaron a preocupar porque no salía. De manera inmediata, equipos de emergencia se acercaron al lugar para iniciar el operativo de búsqueda. Algunos testigos aseguraron que lo vieron intentar sacarse las cadenas y pidiendo ayuda.

En 2013, Lahiri había protagonizado un escándalo cuando intentó hacer un truco similar, pero fue descubierto haciendo trampa. El ilusionista se sumergió dentro de una jaula, pero el público lo empezó a insultar cuando vio que tenía una puerta de salidaen la estructura.

Comentá y expresate